Mucho Más Que Un Mandala

Seguramente, al igual que nosotros, tú también has visto cómo los mandalas han tomado fuerza en nuestro mundo y se han convertido en parte importante de muchas de las cosas que nos rodean. Ya sea que estés rodeada de mandalas o que no sepas de qué te estamos hablando, aquí te queremos contar más a fondo porqué un mandala es mucho más que un mandala.

Un mandala es una representación gráfica construida por figuras geométricas que generan patrones y se ubican dentro de círculos concéntricos a modo de espejo: es decir, que lo que está arriba también está abajo, que lo que está a la derecha, está también a la izquierda. Los mandalas están en las baldosas, en vitrales, en pañuelos y últimamente, con más fuerza que todo lo demás: los mandalas están hechos para colorear.

Pero eso no es todo, los mandalas, además de ser hermosos, causan distintos efectos en ti, más allá de darte un momento divertido y lleno de color. Los mandalas están llenos de significado y colorearlos tiene muchísimos beneficios para ti:

1. Te permiten alcanzar un nivel de meditación, ya que te enfocas tanto en ellos, que tu mente se despeja por completo y puedes disfrutar de cada trazo y de cada color que eliges. Casi sin darte cuenta, tu mente entra en un estado de paz que te acerca a la meditación.

2. Te ayudan a equilibrar las fuerzas de tu cuerpo, tu mente y tu espíritu; así que tómate tu tiempo, porque cada segundo que pasa, te va a hacer sentir mejor.

3. Expanden tu creatividad, porque al colorear mandalas, no hay decisiones correctas o incorrectas, ni hay colores indicados o equivocados: aquí tú tomas la decisión y puedes crear mandalas distintos a través de los colores y las texturas que eliges.

4. Acaban con el estrés, ya que al ser una actividad donde te enfocas en los pequeños detalles; los grandes problemas y las preocupaciones no tienen lugar en tu cabeza.

5. Aumentan tu concentración, debido a que colorear requiere de toda tu atención para lograr el efecto que esperas.

Por eso, para divertirte de la mejor manera, encuentra un espacio en donde colorear mandalas se convierta en el mejor plan del día: pon música que te ayude a relajarte, enciende un par de velas que te den una luz tranquilizadora y llena ese espacio con una esencia que huela a tus cosas favoritas.

Una vez tengas el lugar preparado, elige el mandala que vas a pintar y luego, piensa detenidamente en los colores que vas a usar, porque cada tonalidad expresa algo distinto:

¿Ahora lo ves? Un mandala es mucho más que un mandala: es una forma casi mágica que tenemos para mostrar todo lo que tenemos por dentro, todo el amor, toda la energía, todo lo que nos llena de vida y regalárselo al mundo. Y en ocasiones también nos sirve para borrar aquello que nos está robando la fuerza vital y que necesitamos sacar desde adentro.

Esperamos que este artículo te haya antojado de hacer parte de esta tendencia y si así fue, te tenemos una gran noticia: de la mano de Andrea Agudelo, diseñamos un increíble libro de mandalas que desde ahora vas a poder disfrutar. Ve a nuestras tiendas y entérate de cómo puedes obtenerlo.

Mucho más que un mandala


Deja tú comentario